gambas
Alimentos,  Salud

Alimentos con zinc.

El zinc es un nutriente esencial para nuestro organismo. Su presencia es necesaria para el correcto funcionamiento de mas de 300 enzimas que participan en reacciones metabólicas necesarias para mantener nuestro sistema inmune y nuestro sistema neurológico en buenas condiciones , para asegurar un correcto crecimiento y para que se lleve a cabo la regeneración de nuestras células y tejidos. Debido a la importancia de este mineral es imprescindible conocer los alimentos con zinc, para incorporarlos a nuestra dieta de forma habitual y conseguir que nuestro estado de salud sea óptimo.

 

carne roja
Imagen de gate74 en Pixabay

¿Qué propiedades tiene el zinc y qué funciones desempeña en nuestro cuerpo?

 

Interviene en la función cerebral.

El zinc regula la comunicación entre neuronas. Se encuentra en elevada concentración en las células del sistema nervioso, sobretodo en las neuronas del hipocampo. Aquí tienen lugar los procesos de aprendizaje y de la memoria. Parece ser además que bajas concentraciones de zinc están asociadas a depresión e incluso alcoholismo, anorexia y bulimia.

Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias

De ahí su importancia para prevenir el envejecimiento prematuro de nuestras células y neuronas. Es un buen aliado para protegernos frente al efecto de los radicales libres, reduciendo el estrés oxidativo y el daño al ADN.

Interviene en la formación y mantenimiento del metabolismo del hueso.

Parece ser que un aporte de zinc adecuado durante la adolescencia ayuda a que se alcance una adecuada masa osea.  Un adecuado aporte de zinc junto a otros minerales como magnesio y cobre disminuyen la pérdida osea durante la etapa de la menopausia.

Evita la degeneración macular.

El zinc forma parte del sistema zinc- metalotioteina que entre otros evita que se produzca daño oxidativo y procesos inflamatorios en la retina y en el epitelio pigmentario. De esta forma previene la degeneración macular asociada a la edad, que es una pérdida progresiva de visión central y la principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años.

Imprescindible para que nuestro sistema inmunitario funcione bien.

Activa los linfocitos T que son los responsables de atacar células infectadas y cancerosas. Contribuye al desarrollo de monocitos y macrófagos que fagocitan a los agentes patógenos. Cuando hay un déficit de zinc en nuestro cuerpo nuestro sistema inmune se ve comprometido.

linfocito
Imagen de allinonemovie en Pixabay

Mantiene la estructura de la piel.

Interviene en la formación de las células y ayuda a mantener la integridad  de las mismas. También es imprecscindible para que se sintetice el colágeno que es una sustancia necesaria para mantener la cohesión de la piel y de distintos tejidos. Ayuda a mejorar la cicatrización de heridas y a mejorar problemas dermatológicos como el acné, la psoriasis o distintas dermatitis. Tambien evita la caida del cabello.

Interviene en la maduración sexual.

Este mineral es necesario para la formación y maduración de óvulos y espermatozoides. También ayuda a un buen funcionamiento de la próstata.

Interviene en el sentido del gusto y olfato.

 

Los alimentos ricos en zinc que podemos incorporar a nuestra dieta son:

  • Ostras y mariscos; son los que presentan mayor concentración de este mineral.
  • Carnes rojas; tienen un alto contenido en proteinas y también mucho zinc.
  • Lácteos y derivados lácteos.
  • Huevos; contiene zinc aunque en menor concentración que los alimentos anteriores.
  • Cereales como la avena, el trigo,… Es importante que sean integrales y no refinados
  • Legumbres. No solo zinc, aportan muchisimos nutrientes importantes para nuestra salud.

    legumbres
    Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay

Debemos tener en cuenta que los vegetales también contienen zinc aunque en menor concentración que los alimentos anteriores. Pero hay un problema, las verduras son ricas en fitato, que es una sustancia insoluble que no se absorbe en nuestro intestino. El fitato forma compuestos con los minerales como el zinc, impidiendo por tanto que este se absorba en el intestino y acabe eliminándose.

En cambio, las proteínas de origen animal si favorecen la absorción del zinc. Por esto los veganos y vegetarianos estrictos necesitan suplementos de zinc para compensar la falta de este mineral.

También debes tener en cuenta que el procesado de alimentos reduce la disponibilidad del zinc. Así que debemos evitar por ejemplo consumir cereales refinados, siendo más saludable las formas integrales.

 

¿Qué ocurre cuando hay déficit de zinc?

  • La estructura de la piel se ve alterada, apareciendo dermatitis. Parece que también esta asociado su deficit a la aparición dde acné y de psoriasis. Es frecuente la alopecia o pérdida de cabello
  • En niños y adolescentes el crecimiento se ve afectado.
  • Hay alteración del sentido del gusto y del olfato
  • Puede aparecer anorexia
  • Hay una mala cicatrización de heridas, ya que la estructura de la piel se ve comprometida.
  • Nuestro sistema inmune se ve alterado. Somos más propensos a contraer distintas infecciones.
  • Hay más probabilidad de padecer distintos tipos de cáncer
  • Parece estar asociado a enfermedades neurológicas como esquizofrenia, alhzeimer o parkinson.
  • Infertilidad

Ya sabemos que es muy importante una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios y entre ellos el zinc.Si aprovechamos los alimentos con zinc podemos evitar problemas de salud. En ocasiones, puede ser necesario tomar suplementos, pero siempre consultando previamente a tu médico, farmaceútico o nutricionista.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Compartir:
Share
Share